USO DE PLACEBOS Y SU EFECTOS…..

Un placebo puede ser definido como una intervención diseñada para simular una terapia médica, la cual no tiene un efecto específico para la condición que está siendo aplicada. Vale decir, corresponde a un procedimiento o intervención que no tiene un efecto fisiológico ni bioquímico sobre la enfermedad o condición en estudio.

Si bien el placebo es una sustancia o intervención en teoría inerte y sin efectos sobre el curso de la condición en estudio, puede mostrar un perfil de efectos secundarios similares al fármaco estudiado. En estos casos se habla de “placebo activo”, para diferenciarlo de aquel sin esta propiedad, conocido como “placebo pasivo”. Los placebos activos se utilizan para mantener el ciego, impidiendo que pacientes o clínicos adivinen o sepan que paciente recibe la terapia en estudio, a través del relato de efectos secundarios del medicamento.

El placebo es biológicamente inactivo, sin embargo, pese a su carácter de sustancia ineficaz, puede producir efectos tanto fisiológicos como psicológicos. Es más, el carácter de estos efectos puede ser benéfico (efecto placebo) o adversos (efecto nocivo).

Se puede definir el efecto placebo como “la reducción de los síntomas como resultado de la percepción de los pacientes de estar recibiendo una intervención terapéutica”. Los estudios con relación a efecto placebo a menudo involucran síntomas de la esfera psíquica, tales como depresión o dolor. Sin embargo , como se mencionó, el efecto placebo se puede traducir en cambios fisiológicos, como la reducción del dolor a través de la liberación de endorfinas, aumento de los niveles de dopamina endógena en pacientes con enfermedad de Parkinson y cambios en el tono de la musculatura bronquial y en el valor de flujo espiratorio máximo en asmáticos. Es este efecto placebo el que se busca controlar en los ensayos clínicos, de modo de determinar que proporción del efecto mediado por la intervención en estudio es producto real de esta mejoría clínica, explicada por la sola percepción del paciente de sentirse tratado.

Conclusión

En resumen, en la práctica clínica, cuando los pacientes están expectantes y condicionados a recibir un tratamiento efectivo, el efecto placebo, la historia natural de la enfermedad y la efectividad del tratamiento empleado, actúan en forma conjunta en la mejoría clínica del paciente, siendo difícil determinar en que medida contribuye cada uno de los puntos mencionados.
En los ensayos clínicos correctamente randomizados, la historia natural de la enfermedad se encarga de crear grupos similares en cuanto a las variables pronosticas conocidas y desconocidas. El efecto placebo se controla al utilizar un grupo control, intervenido con un placebo. La magnitud real del efecto de una intervención se interpreta, luego de deducir el efecto medido en el grupo control, donde no media ningún principio activo, si no tan sólo la percepción del paciente de sentirse tratado.

~ por pilarsandoval en octubre 31, 2011.

2 comentarios to “USO DE PLACEBOS Y SU EFECTOS…..”

  1. Si eso es muy cierto, muchas veces el paciente no necesita de medicamentos y se comprueba con un placebo! Placebo me recuerda al grupo jaja, buen aporte

  2. El poder de la mente, es increíble la verdad. Había leído de casos de hipocondría que se trataba con placebos, con los efectos que aquí exponen, las personas con hipocondría responden a los placebos de igual manera que un paciente responde a un medicamento en realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: